Area de Futbol

Este blog esta echo solo para amantes del deporte mas bello del mundo : EL FUTBOL

Direct Tv Sports en vivo

Fox Sports en vivo

miércoles, 30 de abril de 2008

Liga de Campeones | Chelsea 3 - Liverpool 2 Drogba lleva al Chelsea a Moscú


El golpe de mala suerte de Riise en en el partido de ida convirtió la vuelta en Stamford Bridge en una empresa más que complicada para el Liverpool. Además del resultado cosechado en Anfield, las estadísticas no eran muy favorables para los de Benítez: once partidos de Champions llevaba el Chelsea sin perder en su estadio y ni un solo gol había logrado el "Spanish Liverpool" en el feudo de los "blues". Drogba, Torres y el miedo a perderse la final por acumulación de amonestaciones eran las claves del partido. El premio, la gran final de Moscú.
El partido comenzó con los dos onces de gala sobre el césped, a excepción del lesionado Fabio Aurelio, y con un carrusel de imprecisiones que convirtieron los primeros minutos de partido en un toma y daca por parte de ambos conjuntos por hacerse con el dominio del balón. Entre tanto, llegó el primer destello de calidad de Gerrard, que habilitó con un preciso pase en profundidad a Torres. Cech, muy atento, acertó a despejar el disparo del delantero español. La ocasión de los visitantes sirvió para que el Chelsea pusiese más atención en defensa, hasta ese momento algo descuidada.
Rebasado el cuarto de hora de partido ambos equipos se asentaron definitivamente en el campo dando paso a un fútbol muy táctico. Fue entonces cuando los "blues" gozaron de su primera ocasión clara. Si antes fue Gerrard, ahora le tocó exhibirse a Lampard. El centrocampista local sirvió un perfecto pase a Drogba que le dejó sólo ante Reina, pero el africano cruzó demasiado.
La adelantada línea defensiva del Chelsea redujo los espacios al Liverpool y obligó a los de Benítez a buscar las bandas y la velocidad de sus delanteros como único recurso para acercarse al área de Cech. En esas estaban los visitantes cuando Kalou ganó la espalda a Arbeloa. El disparo del marfileño fue repelido por Reina, que no pudo hacer nada contra el misil lanzado por Drogba tras el rechace.
El panorama se ponía complicado para los "Reds": el marcador en contra, el rival presionando hasta la saciedad y Stamford Bridge convertido en un hervidero. Benítez tenía trabajo para el descanso. Su equipo estaba tocado y no era capaz de encontrar la forma de visitar las inmediaciones del área rival.
El Liverpool se lanza a por la igualada
Sin cambios, bajo un auténtico diluvio y con una ocasión inmejorable para el Liverpool comenzó la segunda mitad. Una jugada ensayada de los de Benítez estuvo cerca de significar el empate pero, una vez más, Cech resultó decisivo al despejar el disparo de Kuyt.
Los de Anfield, conscientes de lo que había en juego, saltaron al césped decididos a lograr el gol del empate lo antes posible mostrando un fútbol más vertical que el del primer tiempo. Mientras tanto, el Chelsea esperaba bien replegado en su zona defensiva y sin renunciar al ataque. Un disparo de Lampard desde la frontal fue atajado sin problemas por Reina, en el que fue el primer intento "blue" tras el descanso.
Tras la oleada ofensiva del Liverpool, las fuerzas se igualaron de nuevo. La posesión del balón era para los "Reds", pero la excelente colocación de los hombres de Avram Grant anulaba cualquier intento de los visitantes.
Un Torres estelar fuerza la prórroga
El partido estaba dormido, el Liverpool sin ideas y el Chelsea esperaba sentenciar a la contra, pero entonces apareció la estrella de los de Anfield: Fernando Torres. El delantero de Fuenlabrada, desaparecido durante gran parte del encuentro, supo resolver a la perfección una excelente jugada individual de Benayoun para igualar la eliminatoria.
Comenzaba entonces un nuevo partido de algo menos de treinta minutos en el que estaba en juego una plaza en la gran final de Moscú. Essien pudo poner por delante al Chelsea tras una rápida jugada individual, pero acabó estrellando el balón en el lateral de la portería de Reina. A pesar de esto, el gol de Torres asustó al Chelsea, que se mostró acogotado hasta el pitido que indicó la llegada de la prórroga.
Locura en el tiempo extra
En los primeros minutos del tiempo añadido el Liverpool gozó de dos ocasiones casi consecutivas para dejar helado Stamford Bridge. Los de Benítez perdonaron y lo acabaron pagando. Las gradas del estadio "blue" estallaron cuando Essien batió con un cañonazo a bocajarro a Reina, pero Roberto Rosetti, con una actuación excelente, anuló el tanto por fuera de juego de Drogba, que estorbó a Reina en la jugada.
La siguiente jugada resultó decisiva en el partido y en la eliminatoria. Hyypia derribó de forma clara a Ballack dentro del área. Lampard tomó la responsabilidad y no falló. Con el marcador en contra los de Benítez comenzaron a dejar espacios, lo que aprovechó su rival en la primera oportunidad que tuvo para certificar de forma definitiva su pase a la final de Moscú. Una jugada enlazada a la perfección por los "blues" acabó significando el segundo tanto de Drogba y la sentencia de la eliminatoria.
El segundo tanto de los "Reds", conseguido en los últimos minutos del encuentro por Babel con la ayuda de Cech, hizo mantener la esperanza al "Spanish Liverpool" hasta el último suspiro.
El Liverpool de Fernando Torres y Rafa Benítez se queda a las puertas de la final de la Liga de Campeones. El Chelsea, que no fue mejor pero sí mas efectivo, será el rival del Manchester el día 21 de Mayo en Moscú.

tomado de www.as.com

El Chelsea estará en Moscú

Rafa Benítez y el Liverpool se acordarán durante mucho tiempo del gol de Riise en la ida de las semifinales de Champions con el Chelsea. El equipo de Avram Grant empezó a ganar la ronda entonces y esta noche ha certificado su histórico pase para una final de Champions con un triunfo en la prórroga después de un encuentro intenso entre dos equipos que se conocen al dedillo.
El Chelsea, pese a que el 0-0 ya les daba el billete para Moscú, dejó el conservadurismo en la caseta y no se arrugó en cuanto la telaraña planteada por Rafa Benítez dejaba un resquicio a la lucha de un Drogba que respondió a las acusaciones de teatrero de Rafa Benítez con una actuación digna de Oscar hollywodiense.
Precisamente de las botas del marfileño llegó el primer tanto del partido a la media hora. Antes el propio Drogba había avisado mientras que Torres se encontró con Cech en la primera llegada 'red'. El Chelsea había hecho los deberes aunque las opciones del Liverpool seguían intactas con un gol que llevaría a la prórroga. Aún así, el tanto congeló las acciones en los últimos metros y la lucha, que la hubo hasta el final, se centró en la parcela central.
Juega el Chelsea, marca Torres
La segunda parte no varió en exceso del guión. Rafa Benítez y Avram Grant esperaban un error del rival para igualar unos y sentenciar otros. El Chelsea se dejaba los complejos e insistía en varias acciones que merecieron acabar en el 2-0. Los 'blues' dominaban pero fue precisamente el Liverpool quien puso las tablas al partido y a la eliminatoria. Fue en un jugadón de Benayoun quien sirvió para un atento Torres quien batía por debajo a Cech.
El tanto afectó al Chelsea, hasta entonces dominador del partido y que por unos minutos estuvo en manos de un Liverpool que tampoco creó ocasiones para no abocar el partido a la prórroga.
Intensa prórroga
Y si la tensión y emoción habían presidido los 180 minutos de la eliminatoria la última media hora no defraudó. Primero por un gol anulado de Essien tras un chut desde fuera del área por fuera de juego provisional. Inmediatamente después por el 2-1 de Lampard tras un penalti infantil de Hyppia sobre Ballack. El Chelsea tuvo más fe y fútbol y puso la puntilla con el 3-1 tras una excelente jugada colectiva culminada, como no, por el omnipresente Drogba. Pie y medio en Moscú para los de Abramovich que sólo sufrieron en los últimos dos minutos cuando Babel se sacó un derechazo para el 3-2 con la colaboración de Cech. El marcador ya no se movió y el Chelsea jugará ante el Manchester, con quien se juega también la Premier, por el cetro europeo.
tomado de www.mundodeportivo.es

El Chelsea jugará la final de la Champions contra el Manchester de Tevez

Le ganó al Liverpool, de Mascherano, por 3 a 2, en el alargue. En los 90 minutos habían empatado 1 a 1. Drogba (2) y Lampard, de penal, anotaron para el vencedor, mientras que Torres y Babel hicieron los tantos visitantes
El Chelsea se clasificó para la final de la Liga de Campeones de Europa al vencer este al Liverpool, del argentino Javier Mascherano, por 3 a 2 en el Stamford Bridge.El 21 de mayo, en Moscú, Manchester United, con Carlos Tevez, y Chelsea, jugarán la final.Chelsea comenzó ganando con gol de Didier Drogba a los 32 minutos del primer tiempo, mientras que Liverpool puso las cosas como al principio por medio del "Niño" Torres, a los 18’ del complemento.Fueron al alargue y Chelsea, con goles de Lampard, de tiro penal, y otra vez de Drogba, pusieron el tablero 3-1, pero Babel, también en el suplementario, anotó el descuento.El ganador de la serie se medirá en la instancia decisiva frente al Manchester United de Carlos Tevez, que el martes pasado venció al Barcelona por 1 a 0, con gol de Paul Scholes.Chelsea: Cech; Essien, Carvahlo, Terry y Ashley; Ballack, Makelele, Lampard y Joe Cole; Drogba y Kalou. DT: A. Grant.Liverpool: Reyna; Arbeloa, Carragher, Skatel y Riise; Xavi Alonso y Mascherano; Kuijt, Gerrard y Benayoun; F. Torres. DT: R. Benítez.

martes, 29 de abril de 2008

Xavi: "Hemos tirado otra oportunidad de hacer historia"


Xavi Hernández, centrocampista del Barcelona, reconoció hoy que la derrota en Old Trafford ante el Manchester United (1-0) obliga al equipo azulgrana a asumir que el balance de la temporada es "malo" en la medida en la que "hemos tirado otra oportunidad de hacer historia".
El jugador del Barça admitió que el equipo "no ha cumplido el objetivo de la temporada" y que ha desperdiciado otra ocasión de triunfar en la Liga de Campeones. "Teníamos posibilidades y esperanzas en este torneo, pero si no haces gol está claro que no puedes pasar".
Autocrítico, Xavi aseguró que el juego del Barcelona en Manchester "no ha servido de nada", ya que el equipo catalán acumula ya cuatro partidos sin marcar. "Creemos que hemos sido superiores, pero eso no es suficiente".
Sobre los problemas ofensivos del Barcelona, Xavi reconoció su desconcierto. "No lo entendemos, generamos ocasiones, pero es estéril. Sin goles, no podemos pasar la eliminatoria".
Su compañero Víctor Valdés insistió en que el Barcelona puede despedirse de la Champions "con la cabeza bien alta", víctima de "un buen disparo de Scholes que puso la eliminatoria muy a favor del United".
"Es una lástima no haber podido marcar", concedió un Valdés comprensivo con el enfado de la afición del Barcelona. "Es normal que la gente esté enfadada y decepcionada, nosotros somos los primeros descontentos porque teníamos mucha ilusión", concluyó.

Champions | M. United 1 - Barcelona 0

Se acabó el sueño de Moscú
El Barcelona volvió a jugar mejor que el rival y tuvo al Manchester a su merced. Una vez más el equipo hizo gala de una preocupante falta de gol. Un gan tanto de Scholes al cuarto de hora clasifica a los ingleses.
El Manchester United es el primer equipo clasificado para la final de Moscú, que será plenamente inglesa. Old Trafford ha sido demasiado obstáculo para el sueño del Barcelona en esta Champions, y de paso confirma, por si había alguna duda, el final de un ciclo en 'Can Barça'. El conjunto de Frank Rijkaard, que ha caído con la cabeza alta, no ha podido finalmente salvar la desastrosa temporada con el mayor de los títulos. Lo peor es que queda la impresión de que la situación actual podía haberse evitado si la plantilla hubiera mostrado durante toda la temporada la actitud y el juego desplegados en los dos encuentros de semifinales.
El conjunto español salió al césped con las ideas claras, sabiendo lo que tenía que hacer. La posesión del balón, su mayor virtud, quizás la única a día de hoy, debía convertirse en su mejor defensa. Y lo fue durante el primer cuarto de hora, en el que el balón fue claramente blaugrana. El Barcelona se acercó con cierto peligro al área de Van der Sar, incluso reclamó un dudoso penalti sobre Messi que Herbert Fandel señaló fuera del área.
Cierto es que el United no era el mismo del encuentro de ida. Aunque no había tenido oportunidad de desarrollar su juego, aguardaba el más mínimo despiste del rival, se notaba en la actitud, como un perro que enseña los dientes antes de atacar. En el minuto 14 el Barcelona hizo el movimiento en falso en forma de asistencia de Zambrotta a Scholes, y éste asestó una dentellada mortal. El disparo del genial mediocentro inglés se coló sin oposición en la escuadra izquierda de la portería de Valdés. Merecidísimo premio para un gran jugador al que da la impresión de que se le valora más fuera que dentro de la islas.
El tanto hizo que los roles se cambiaran. En lo esencial, el choque no era tan diferente. El Barcelona seguía necesitando sólo un tanto para clasificarse, pero sobre el césped no era tan sencillo mantener la calma. El Barça pasó a ser el que no encontraba su sitio sobre el campo, el que no entendía lo que pasaba, y esos fueron los peores minutos de la primera mitad para los de Rijkaard. El United puso cerco al marco visitante y a punto estuvo de marcar el segundo en un remate de Park a pase de Ronaldo, pero el balón se fue desviado.
Una vez pasados los minutos de tremendo agobio, el Barcelona volvió a ser que llevaba la manija del encuentro, y llegó también la mejor ocasión hasta ese momento en un remate de Messi, tras una buena jugada individual, que Van der Sar se encargó de despejar. Más tarde Deco lo volvería a intentar con un disparo desde la frontal que se iba desviado. La defensa inglesa hacía aguas por demasiados sitios, lo que evidenciaba aún más la falta de gol barcelonista. El encuentro comenzaba a parecerse sospechosamente al de la Roma, que pudo hacerle varios goles en este estadio al United, y terminó derrotado gracias a la pegada del rival.
Faltó el gol
La segunda parte comenzó también con polémica, aunque el United apenas reclamó un claro penalti de Milito sobre Ronaldo a la salida de un corner. El encuentro no tenía un dominador claro. Las llegadas se repetían en una y otra área, aunque eran las del Manchester las de mayor peligro. El Barcelona seguía pagando los errores de la primera mitad. Sus ataques eran terriblemente previsibles, buscando siempre el centro, abandonando la opción de las bandas desde el principio (por el desastroso partido de Abidal entre otras cosas). Con Eto'o irreconocible, lento de movimientos e ideas, desacertado en el pase y en el remate, e Iniesta casi desaparecido, el único halo de esperanza era que una de las arrancadas de Messi llegara a buen puerto o que Deco enganchara un buen disparo desde lejos. El portugués se había echado el equipo a las espaldas y volvía a demostrar el gran jugador que es.
El encuentro comenzó a coger un ritmo frenético. Cualquiera de los dos podía haberse adelantado en el marcador. Rijkaard decidió darle más pegada al equipo con la entrada de Henry por Iniesta en el 61. Las transiciones eran cada vez más cortas. Los toques justos para llegar al área rival y buscar una buena posición de disparo. Entre tanto frenesí, Touré realizó una dura entrada sobre Park Ji-Sun que le valió la amarilla, lo que le impediría jugar en Moscú si se lograba el pase.
Con el paso de los minutos el Manchester, que seguí teniendo tanto miedo al oponente como el Barcelona, fue echándose para atrás. Una reducción de espacios muy perjudicial para un Barça al que últimamente no se le da nada bien atacar en esas condiciones. En efecto el Barcelona incrementó el acoso sobre el marco inglés, pero las ocasiones no llegaron. Con el corazón en un puño se mantuvo el 'Teatro de los sueños' hasta que el colegiado certificaba con su silbato el pase del United a la final del 21 de mayo en Moscú.
tomado de www.as.com

lunes, 28 de abril de 2008

Manchester-Barcelona: la hora de la verdad


Juegan el choque revancha de la Champions League. Entre las figuras que estarán en la cancha figuran dos argentinos: Lionel Messi y Carlos Tevez. Se trata de un duelo que promete ser formidable
El Barcelona, perdidas sus oportunidades en la Liga, intentará mañana en el estadio Old Trafford frente al Manchester United, lograr un pase a la final de la Liga de Campeones que le salve la temporada y haga olvidar a sus aficionados la crisis de juego que atraviesan."Espero al Barsa de la Champions, con la mentalidad con la que jugó en casa contra el Manchester y el que lo ha hecho tan bien en esta competición", afirmó el secretario técnico del FC Barcelona, Txiki Begiristain, ante el partido de vuelta de semifinales de la Liga de Campeones.Los hinchas azulgranas esperan ver en Inglaterra al Barcelona que embotelló a los "Red Devils" en su rea en el Camp Nou el pasado miércoles y no el triste equipo, aunque en su mayoría compuesto por suplentes, que cayó 2-0 ante el Deportivo de la Coruña el sábado en la Liga española en una derrota que le dejó también sin opciones de título español.Rijkaard, en la cuerda flojaEl Barcelona quiere lograr su tercera Liga de Campeones y evitar cerrar un segundo año en blanco, en medio de una crisis, de la que la víctima más visible ha sido el lesionado brasileño Ronaldinho, al que todos, incluido el entrenador Frank Rijkaard, sitúan fuera del equipo en la próxima temporada.El propio Rijkaard está en la cuerda floja por lo que un pase a la final de la "Champions" le daría un poco de aire, además de la posibilidad de lograr su segunda Liga de Campeones.El técnico azulgrana no podrá contar con su central mexicano Rafael Márquez por sanción, pero recupera al capitán Carles Puyol, quien estará acompañado en la zaga por el argentino Gabriel Milito y Gianluca Zambrotta y Eric Abidal por las bandas.En el centro del campo, volverá a marcar el portugués Deco, asistido por Xavi Hernández en la creación de juego, mientras que la delantera, si Rijkaard vuelve a optar por dejar al francés Thierry Henry en el banco de salida, podrían formarla Lionel "Leo" Messi, Andrés Iniesta y Samuel Etoo."Será un partido distinto y, si superamos su primera línea de presión y jugamos con la misma intensidad de la ida, tenemos muchas posibilidades", afirmó Deco a la televisión y la página web oficiales del Barsa.El Manchester, el gran cucoProbablemente no le falta razón al portugués, puesto que el Manchester defensivo que se vio en el partido de ida en Barcelona, marcado por el penal fallado por Cristiano Ronaldo en el segundo minuto de juego, seguramente volverá a recuperar la apariencia del equipo que marcha primero en la Premier, empatado a puntos con el Chelsea.El entrenador del Manchester, Sir Alex Ferguson, tiene como principales dudas al central Nemanja Vidic, lesionado el pasado fin de semana en el partido contra el Chelsea en la liga inglesa, así como al delantero Wayne Rooney, quien sufrió un problema muscular en el mismo partido y tuvo que retirarse sustituido por Cristiano Ronaldo.El joven delantero portugués sigue siendo la principal carta ofensiva de los "Red Devils", donde también acecha Carlos Tévez para incordiar el arco de Víctor Valdés."Somos optimistas. Vamos a atacar al Barcelona, vamos a ir a buscarlos y a ver cómo se enfrentan a eso", dijo a la televisión oficial del Manchester United, el defensa Owen Hargreaves, quien probablemente volverá a repetir en la alineación titular.

Liga de Campeones | Manchester - Barcelona Rijkaard: "Mañana es nuestra oportunidad"

El holandés Frank Rijkaard, entrenador del Barcelona, sabe lo mucho que se juega personalmente y también su equipo en Old Trafford, por eso no duda al asegurar que ante el Manchester United ha llegado "la oportunidad" de su equipo en una temporada muy complicada en todos los sentidos.
Parco en palabras, como ocurre ante las grandes ocasiones, el holandés no tenía ganas de dar muchas explicaciones sobre el envite de mañana.
No se inmutó cuando se le preguntó si se sentía preocupado ante la posibilidad de que el de mañana fuera su último partido en Europa como entrenador del Barça y resto importancia al hecho de que se hubiera mostrado ausente durante el viaje a Manchester.
"Mañana es nuestra oportunidad, tenemos que darlo todo", ha indicado el holandés, quien no considera que el equipo, dada las circunstancias, haya priorizado en las competiciones coperas ante la dificultad de conseguir la Liga. "Ya habrá momentos para sacar conclusiones sobre eso", ha dicho.
Rijkaard insiste en que el Barça tiene opciones de eliminar al Manchester y recordó que a todo el mundo le gusta jugar partidos de este nivel. "Tenemos opciones de pasar y hay que creer que es posible conseguirlo, aunque tendremos que luchar mucho", ha asegurado.
Para sacar la eliminatoria adelante y clasificarse para la final de Moscú, el entrenador del Barcelona insiste en que su equipo tiene que jugar a lo suyo: "Debemos que mantener la posesión de balón y aprovechar las ocasiones que se creen".
Secretismo
Ve a sus jugadores bien preparados físicamente para aguantar el envite ante los ingleses, pero no quiso referirse a la táctica que utilizará.
"¿Si les vamos a dar el balón y jugar a la contra? No es este el lugar (la sala de prensa) para decirlo. Lo que tenemos que hacer es llegar a la final para contentar a nuestros aficionados", ha insistido el entrenador azulgrana.
Tampoco cree que sea necesario arriesgar demasiado para lograr el objetivo. "Creo que los dos partidos serán igualados y se acabarán por decidir en los detalles. Lo importante será que mantengamos la organización", ha afirmado Rijkaard.
El italiano Gianluca Zambrotta, uno de los destacados en los últimos partidos del Barcelona, ha admitido que el partido de mañana es "muy difícil" para su equipo, por lo que tendrán que actuar con "inteligencia", tal y como lo han hecho en numerosos partidos de la Liga de Campeones este año.
"Tenemos que jugar con mentalidad y mucha concentración", ha insistido el lateral derecho barcelonista y ha recalcado que los catalanes tienen la experiencia necesaria para sacar adelante el partido.
"Si ganamos estamos en la final, el de mañana será el partido más importante de la temporada", ha afirmado Zambrotta, quien cree que en el caso de llegar a la final, el equipo ganaría en tranquilidad, también para acabar de la mejor manera en la Liga.
"No hemos recorrido un buen camino fuera de casa en la Liga, pero en la Liga de Campeones ha sido diferente y hemos estado mejor", ha insistido.
tomado de www.as.com

domingo, 27 de abril de 2008

Real Madrid 3 - Athletic 0 El Real Madrid se da un homenaje


El golazo de Marcos Senna contra el Betis despojó al Real Madrid-Athletic de la trascendencia que pudo haber tenido. No pasará a la historia por ser el encuentro en el que el Madrid celebró su 31ª Liga, pero sí será recordado por el buen juego que regalaron los dos equipos, que liberados de toda presión se mostraron en plenitud. Brillaron los ataques sobre las defensas y cuando eso sucede, el público se divierte. El Bernabéu no pudo disfrutar del alirón, que caerá más pronto que tarde, pero se divirtió con su equipo. Y no ha estado la temporada sobrada de noches como ésta. Reapareció en el Athletic después de dos años de sanción por dopaje Gurpegi, que no desentonó. El virtual campeón de Liga ha empezado los actos de celebración del título dándose un homenaje de buen fútbol ante un rival más que digno, que nos invitó a apuntar el nombre de un central con futuro: Amorebieta.
El técnico del Madrid, Bernd Schuster, sorprendió al darle categoría de titular a Saviola, que ha repartido el campeonato sentado en el banquillo y en la grada. Fue una de esas decisiones sorprendentes que toman los entrenadores, y que tanto ayudan en ocasiones a revitalizar a un equipo como contribuyen en otras a desestabilizarlo. Esta vez la apuesta fue ganadora. No se había consumido un cuarto de hora del partido y Saviola ya había batido a Armando, que con un tremendo error al despejar un balón colaboró a hacer feliz al argentino. Saviola completó una gran encuentro y reclamó más minutos de juego donde se debe hacer, sobre el césped.
Fue justo premio a la salida intensa del Madrid, que presionó con un sentido y una concentración que sólo derrocha en las grandes citas. Desactivó al Athletic, que se vio sorprendido y superado por el rival. Le costó más de media hora reaccionar, pero cuando lo hizo fue a lo grande, para exigir lo máximo de Casillas, que se lució como hacía tiempo que no sucedía. Primero fue a un cabezazo de Etxberria, después a un tiro tan potente como cargado de mala intención de Garmendia, en una falta ensayada, y para cerrar su exhibición en el primer tiempo detuvo un penalti al propio Garmendia. Heinze se dejó ganar la espalda por Llorente y quizá le desequilibró a continuación en un salto. Fernández Borbalán señaló los once metros. Con su parada, Iker le quitó un problema al árbitro y a su compañero Heinze, que sufrió una auténtica pesadilla toda la noche con Llorente.
La actuación de Casillas motivó a su colega Armando, que se olvidó de las dudas iniciales y se lució a un tiro de Saviola, muy activo toda la noche. Se cerró poco después una primera parte que dejó buenos detalles para el Madrid, detalles que tuvieron continuidad al salir de los vestuarios. Fernando Gago cada día se parece más a ese mariscal que fue a buscar a Buenos Aires el Madrid para que ordenara y dirigiera el equipo. Por primera vez desde que llegó, el Madrid y Gago se mueven al mismo ritmo. Eje sobre el que gira todo, lee cada vez mejor los encuentros y tiene un sentido táctico que le convierte en pieza básica en las maniobras defensivas y en las transiciones ofensivas. Guti le acompañó con la lucidez que acostumbra y Sneijder fue de nuevo el enlace perfecto entre el centro del campo y el ataque. Entre los tres elevaron de forma notable el nivel de juego del Madrid. Lo que se vio contra el Athletic fue sólo un anticipo de lo que pueden ofrecer estos futbolistas, de lo que desea ver el Bernabéu y de lo que pretende conseguir Schuster con este conjunto.
La contribución de Saviola completó la bonita figura del equipo y compensó la escasa contribución de Raúl y Robinho, que fueron sustituidos por Higuaín y Robben, en una maniobra de Schuster que dejó dos tantos más. Entre los dos, con la ayuda de Guti, solucionaron el partido en cinco minutos. Un gran pase de Guti fue completado con un muy buen centro de Higuaín y una excelente definición de Robben para firmar el segundo. Sin apenas tiempo para la celebración, Higuaín logró el tercero y cerró la cuenta.
Se resignó a su suerte a partir de ahí el Athletic, que había ofrecido un dignísima imagen y en los dos intentos que hizo por levantarse se estrelló contra Casillas. Primero detuvo un disparo de David López y después respondió con agilidad a un cabezazo picado de Aduriz. Soberbio, insuperable estuvo Iker toda la noche.
Todo el trabajo esta hecho y la consecución de la 31ª Liga bien podría ser la próxima jornada en Pamplona contra Osasuna. Al Madrid le sirve obtener el mismo resultado que el Villarreal contra el Getafe. Hasta una derrota podría servirle para celebrar el título en el Reyno de Navarra.
tomado de www.as.com

Deportivo 2 - Barcelona 0 El FC Barcelona sólo piensa en Europa


Por mucho que Frank Rijkaard afirmara que el Barcelona no pensaba en el vital encuentro del próximo martes ante el Manchester United en la vuelta de las semifinales de la Champions, el once que presentó en el estadio coruñés, con sólo tres titulares del partido del pasado miércoles, decía todo lo contrario.
El conjunto catalán, que dio prioridad absoluta a la máxima competición continental, salió al césped de Riazor con un equipo plagado de suplentes en el que debutó como azulgrana el portero José Manuel Pinto, la gran sorpresa de la alineación. El cancerbero andaluz no tuvo que utilizar sus guantes hasta bien entrado el partido, en el que el Barcelona impuso su ritmo en el centro del campo con muchas dificultades para encontrar huecos en la poblada línea de contención del Deportivo.
Pese a su dominio en el primer cuarto de hora de partido, los barceloneses sólo inquietaron a los coruñeses con los lanzamientos lejanos de Zambrotta y con una asistencia de veinte metros de Bojan Krkic que Gudjohnsen envió por encima de la portería de Dudu Aouate. Aunque el Barcelona tuvo la posesión, las ocasiones más claras del partido fueron para el Deportivo, que avisó al contragolpe con un lanzamiento cruzado de Angel Lafita y pudo adelantarse con una doble ocasión de Xisco, que remató al larguero, y Juan Rodríguez, que, solo a un metro de la portería, envió el balón fuera.
El Deportivo volvió a la carga en la reanudación, fue incapaz de resolver con acierto su primera oportunidad, pero no falló en la segunda, una combinación en la banda derecha de Manuel Pablo y Lafita, que asistió atrás para que Juan Rodríguez se recompusiera de su error en el primer periodo y adelantara a los coruñeses. Con el marcador a favor, los blanquiazules se preocuparon por tener el balón en sus pies para evitar una posible reacción del Barcelona, que no consiguió despertar hasta que Rijkaard introdujo en el terreno de juego al portugués Deco.
El Deportivo perdió el control del partido, pero mantuvo el tipo en defensa y en ataque y siguió incomodando a los azulgrana con las subidas del brasileño Filipe Luis y las aproximaciones de Lafita. El ritmo del juego bajó a medida que los coruñeses fueron capaces de retener el balón en sus pies, siempre en campo rival, donde el Barcelona esperaba un error para intentar sorprenderles, pero fueron los blanquiazules, tras una falta, los que sentenciaron el encuentro tras un remate de cabeza de Pablo Amo en el segundo palo.

tomado de www.as.com

jueves, 24 de abril de 2008

Liga de Campeones | Barcelona 0 - M. United 0 El pase a la final se decidirá en Old Trafford. Cristiano falló un penalti a los tres minutos. Control


Un espejismo o la más cruda realidad? Ese equipo vestido de blanco, con el escudo del Manchester United, que anoche salió a amarrar un 0-0 en el Camp Nou, ¿era de verdad el líder de la Premier League o se trataba de la Juventus de Fabio Capello? El poderoso y temido conjunto de Alex Ferguson confía en que el empate le abra las puertas de la final de Moscú, porque la escala les pilla cerca; concretamente, en Old Trafford, escenario para soñadores. El Barcelona, que temía un vendaval, se palpa la ropa, satisfecho de haber salido casi indemne de su primer choque serio en esta Champions League. Sin embargo, pesa en el ambiente la idea de que la semana que viene todo será muy distinto.
El Barça echó mano de Deco, un jugador imprescindible cuando hay que enseñar las cicatrices de las grandes peleas. El portugués, con un mes y medio sin fútbol, estuvo voluntarioso, pero ayudó a apuntalar un mediocampo donde Touré echó el ancla. Xavi dirigió las acciones de armado, limpió el campo de minas y se asomó al área con un puñado de disparos; fue el mejor. Iniesta tuvo más problemas, obligado a enganchar con el ataque por la banda izquierda, la que en otras noches mejores era propiedad de Ronaldinho, esa sombra. Lo mismo que le pasó a Messi por el otro lado, empujado hacia atrás por un bloque defensivo del United formado hasta por nueve jugadores, incluidos Tévez y Rooney. Así, quedaba confiar en Etoo para asustar a Van der Sar, pero el africano va perdiendo fuerza por la boca desde hace más de un año, cuando decidió dinamitar la aparente calma del vestuario.
Cristiano. Elegante, veloz, dinámico, Cristiano Ronaldo fue a rematar un córner en el minuto dos. Lo siguió Milito, que sufre por arriba, y el argentino despejó con una mano. Penalti. El propio Cristiano lo tiró, con la parte interior del pie derecho, y quiso ajustar tanto que mandó la pelota fuera, a la izquierda de Valdés. La leyenda que persigue al portugués, la de que no aparece en las citas importantes (la Eurocopa, el Mundial, la semifinal del año pasado ante el Milán), se acrecentaba muy pronto. Y se confirmó después, con un partidito propio de un figurín de pacotilla. Eso sí: Cristiano forzó otro penalti en la otra aparición en el área, sobre el minuto 70. Abidal le entró abajo y lo barrió con la otra pierna, pero como el portugués se adorna tanto y se pasó en plena queja medio partido, el árbitro, con querencia local, dijo sigan, sigan. También le echó un cable a Touré, dejándole pasar unas manos, porque si veía una amarilla se perdía la vuelta.
Antes y después, todo fue del Barça, dueño del balón y del campo por dejación de funciones del rival. Pero Messi aún está entre algodones (se fue para evitar males mayores en su muslo izquierdo), Etoo va con una marcha menos, y cuando Rijkaard puso a Bojan lo condenó a la banda, como a Henry, autor de un disparo en el cuarto de hora de que dispuso.
Pasó el Coco United por el Camp Nou, con la pinta de un amante del catenaccio. Respira el Barça, que se tienta las ropas. Lo peor está por llegar. Porque Moscú pasa por Manchester.

Copa UEFA | Bayern 1 - Zenit 1 El Zenit saca un empate de oro en Múnich


El Zenit San Petesburgo sacó hoy un empate 1-1 ante el Bayern en Múnich, lo que lo deja en excelente posición para el partido de vuelta de la semifinal dentro de una semana en su propio estadio.
Tal vez lo único que no fue positivo para el Zenit fue la acumulación de tarjetas, que hace que tres hombres importantes -Arschavin, Riksen y Sirl falten en la vuelta mientras el Bayern volverá a contar con su goleador Luca Toni.
El Bayern arrancó con su acostumbrada fase inicial de presión sobre la mitad contraria y logró meter al Zenit en su campo y acercarse permanentemente al área en busca de fabricar ocasiones. Ya en el minuto 3 el Bayern hizo su primer ataque y un centro de Marcell Jansen dejó a Bastian Schweinsteiger en buena posición de rematar desde el borde del área pero éste le pegó mal a la pelota.
Cuatro minutos después el mismo Schweinsteiger volvió a rematar de zurda desde fuera del área pero su disparo salió ligeramente desviado. En todo caso, era claro que el Bayern se estaba acercando y también procuraba meter balones al área en donde trataban de aparecer bien Miroslav Klose o bien Ze Roberto, que se estaba incorporando con mucha frecuencia al ataque.
Precisamente, en un pase de Schweinsteiger a Ze Roberto se produjo el penalti que llevaría al primer gol del partido. El brasileño recibió una falta de Riksen y, aunque el meta Malaveef logró parar el lanzamiento de Franck Ribery, el francés recogió el rebote y abrió el marcador para su equipo.
El Bayern siguió acercándose y Ze Roberto tuvo una gran ocasión en el minuto 28 cuando un pase de Klose lo dejó sólo frente a Malaveef. Sin embargo, pasada la primera media hora de juego el Zenit pareció sacudirse un poco del acoso bávaro y logró que se jugase con mayor frecuencia en la mitad contraria.


Situación comprometida
Incluso, sobre el final del primer tiempo, hubo una situación bastante comprometida cerca de la portería de Oliver Kahn tras una falta lanzada por Arschavin desde la banda derecha.
En el segundo tiempo, se vio un partido equilibrado con ocasiones para los dos equipos. El Zenit había levantado claramente su rendimiento y eso iba a ser recompensado. En el minuto 60, un centro de Fayzulin pegó en la cabeza del desafortunado Lucio y se desvió hacia la portería de Kahn que no tuvo ocasión alguna.
La jugada fue un tanto casual pero el Zenit había hecho méritos para el empate y el gol le dio nuevos bríos. Poco antes, el Bayern había tenido una gran ocasión, tras la mejor jugada del partido que terminó, tras una combinación entre Ribery y Jansen que culminó con un remate de Lucas Podolski. Tras el gol, el Zenit tuvo una fase en que fue claramente el mejor equipo, con mejores acciones ofensivas.
En el minuto 83 incluso Ze Roberto salvó al Bayern del segundo al sacar un balón de la raya de gol cuando Michael Rensig, que había sustituido a Kahn por lesión, ya estaba vencido ante un disparo de Fayzulin.
Sin embargo, en los minutos finales el Bayern reaccionó y volvió a tener ocasiones. Lucio, tal vez enloquecido por su gol en propia puerta e incorporándose con frecuencia al ataque, era uno de los que más peligro generaba. Al final, a ninguno de los dos equipos les alcanzó para la victoria y el Bayern tendrá que viajar a San Petesburgo en la misma situación en la que fue a Getafe y encomendarse otra vez a su buena estrella
tomado de www.as.com

miércoles, 23 de abril de 2008

Champions | Barcelona 0 - Manchester 0

El encuentro tuvo un comienzo eléctrico. Sólo llevábamos un minuto y medio y los miedos de los más pesimistas comenzaban a hacerse realidad. La mayor pesadilla del barcelonismo en los últimos siete días, Cristiano Ronaldo, comenzó el encuentro como una moto, haciendo exhibición de velocidad y regate por la derecha, y en un corner botado por Rooney, un cabezazo suyo es despejado por Milito con las manos. Penalti tan clamoroso como el fallo de Ronaldo al lanzarlo. Se esforzó tanto el portugués por ajustar su lanzamiento que lo mandó fuera.
La explosión de júbilo en el Camp Nou fue de tales características que parecía que se había ganado la Champions. No en vano, la jugada fue revitalizante para los locales, que primero igualaron al rival en intensidad y esfuerzo físico, y luego pasaron a dominar el choque con claridad. El despertar blaugrana se materializó con varias llegadas de cierto peligro, aunque no terminaba de llegar ese aviso claro que metiera en el cuerpo del United el mismo miedo que estaba en el del Barça.
El dominio era claro. Cada vez más. Iniesta tomo el liderazgo y fue el principal canalizador del juego de su equipo junto con Xavi. También estaba muy activo Deco, motivadísimo en su vuelta, pero le costó adaptarse al ritmo del encuentro. Y Touré era un coloso en la mitad de la cancha. Sólo se hechaba de menos, por el momento, a Messi, que dejó un par de detalles pero estuvo demasiado individualista, demasiado espeso a la hora de soltar el balón. El Barça se estaba merendando (por juego) al United, pero, una vez más, sin gol, es decir sin resultados.
No se pasa una eliminatoria sólo jugando bien, y el Manchester, tarde o temprano estiraría sus líneas, o llegaría uno de los temidos bajones barcelonistas, o simplemente Cristiano, enrabietado por el penal errado y haciendo alardes de su soberbia (tan grande como su calidad), haría una de las suyas. El portugués volvió a poner el corazón en un puño al coliseo blaugrana tras adentrarse en el área y reclamar penalti de Márquez. Esta vez no lo fue. El United, en realidad, no estaba sufriendo en exceso. Encerrado, sí, por el empuje de los de Rijkaard, una vez que el balón llegaba a las inmediaciones del área de Van der Sar, la cantidad de jugadores ingleses hacía casi imposible enlazar una jugada con peligro. De su delantera poco se sabía, excepto el ya mencionado Ronaldo, que sumó un último mérito al provocar la amarilla de Márquez. El mejicano será baja en la vuelta.
Tras la reanudación, no hubo ni un segundo de respiro. El partido siguió haciendo honor a lo que era. Una gran semifinal de Champions. El decorado era más o menos el mismo que dejamos al final de la primera mitad. El Barça dominando, y llegando con más claridad que antes. Le pertenecía el balón y no se preocupaba demasiado en especular con él. A los ocho minutos ya había tirado a puerta el triple de veces que en la primera mitad, pero con el mismo acierto. Al Manchester el balón le duraba lo justito, y no porque no mirara hacia la portería rival, sino porque la superioridad del conjunto español estaba siendo abrumadora.
De hecho, cuando los ingleses llegaban arriba las respiraciones se contenían y los pulsos se aceleraban. Y alguno estuvo a punto de detenerse a los 8 minutos, cuando Scholes tras un buen regate, mandó fuera un remate en posición inmejorable. Poco antes había sido Eto'o el que enviara el balón al lateral de la red de Van der Sar cuando estaba frente al holandés. Al cuarto de hora, Rijkaard daba entrada a Bojan en lugar de Messi. El argentino, que había perdido su duelo personal con el otro astro del choque, se había mostrado más acertado en esta segunda mitad, pero su gesto al abrazar al entrenador lleva a pensar que podía tener algún problema físico.
Pasaban los minutos y comenzaba a llegar la ansiedad. La perspectiva de un encuentro en 'Old Trafford' sin ningún tipo de ventaja no era nada alentadora. Y si es que se mantenía el empate. De nuevo la acción volvía a las áreas, y con polémica. Primero en United, tras una entrada de Abidal a Ronaldo, siempre Ronaldo. El árbitro se lo comió, y posteriormente tampoco señaló como falta una caída de Iniesta ante Evra en el lado contrario, este más dudoso.
El siguiente movimiento surgió de nuevo del banquillo blaugrana. Henry ocupaba el lugar de Deco, y Ferguson respondía quitando a Rooney para dar entrada a Nani. Al francés se le notó con muchas ganas. No en vano ha fichado por este equipo para ganar esta competición, y sólo tenía unos minutos para echar una mano. Al poco de pisar el césped dio un susto a Van der Sar con un durísimo disparo al que le faltó colocación y el portero despejó sin problemas.
El acoso se incrementó hacia los minutos finales. Un tiro de Iniesta desde lejos, una falta de Henry. Siempre encontraban como respuesta las manos de Van der Sar. Finalmente el tanto no llegó y la eliminatoria viaja a Inglaterra como empezó, pero con la ventaja de no haber encajado ningún tanto en campo propio. Viendo como se presentaba el encuentro en los días previos, eso ya parece una victoria.

Liga de Campeones FC Barcelona - Manchester Udt

Alineaciones del Barcelona vs Manchester

La UEFA ha confirmado los equipos titulares que formarán Barça y Manchester en el Camp Nou para el partido de ida de las semifinales de la Champions. La novedad más importante es el regreso de Deco al once inicial y la suplencia de Bojan Krkic.

La alineación del Barcelona será la siguiente: Valdés; Zambrotta, Márquez, Milito, Abidal; Yaya Touré, Deco, Xavi; Iniesta, Messi y Eto'o.

Por parte del Manchester United formarán: Van der Sar; J.S. Park, Brown, Ferdinand, Evra; Carrick, Hargreaves, Scholes; C. Ronaldo, Tévez y Rooney.

Liga de Campeones | Liverpool 1 - Chelsea 1 El Liverpool puso los goles


El tanto de Kuyt quedó anulado al final con el de Riise en propia meta. Torres lo intentó, pero Cech lo evitó. El desenlace, el miércoles en Stamford Bridge

Lo que echamos de menos anoche en el Liverpool-Chelsea fue al Arsenal. Toda la emoción y la intensidad que se vivió en Anfield hace sólo catorce días con la visita de los chicos de Wenger se cambió por un partido táctico. En apenas dos semanas hemos pasado de ver a dos equipos dar espectáculo sólo con movilidad y derroche a todo lo contrario.
La culpa es más del Chelsea que del Liverpool, pero es cierto que a Benítez tampoco hace falta que le provoquen para que tire de pizarra. No hay que reprochárselo. Este partido empezó anoche, pero no terminará hasta el próximo miércoles. Es un partido de 180 minutos y hay que hacer cálculos. ¿Si no los hago yo, le pido a Carragher que los haga él? debe pensar Rafa. Y tiene razón. Porque la presente es la tercera semifinal de la Champions entre ambos equipos y en las dos ocasiones anteriores todo estuvo muy justo. Demasiado. Tanto que con sólo tres goles en cuatro partidos se decidieron los pases. Y si ambos se los llevó el Liverpool fue gracias a las cuentas de Rafa Benítez, un entrenador que no regala partidos.
Esta eliminatoria lleva el mismo camino. Máxima igualdad. Si el Chelsea fue capaz de evitar la derrota en el último minuto gracias a la jugada desgraciada de Riise, que marcó en propia puerta, también el Liverpool puede ganar en Stamford Bridge. Pero ojo que no es moco de pavo. Porque el Chelsea sigue siendo el mismo bloque que intimidó con Mourinho. En realidad lo único que ha cambiado en el equipo son las ruedas de Prensa, que sin el portugués son más tranquilas.


Presión.
El gol de Kuyt con el que se adelantó el Liverpool llegó muy al final de la primera parte, un período de tanteo. Poco fútbol y mucho miedo. Torres sólo dispuso de una ocasión. Gerrard le dejó un balón magnífico en el área, pero al Niño le sobró un toque en el control. Justo fue lo que aprovechó Cech para despejar el remate.
Carvalho y Terry sujetaron bien anoche al delantero español, que además recibió golpes, patadas y hasta una colleja del central portugués. Lo notorio es que ni se quejó ni hizo aspavientos. En Liverpool no sólo va a aprender inglés...
La segunda parte se debería parecer a lo que imaginamos que será el partido de vuelta. Con el golito de Kuyt el Liverpool se encontró cómodo para jugar a la contra. Y fue lo que hizo. Le dio al Chelsea el balón y el campo. Y permitió que el rival llegara mucho y bien a los dominios de Reina, que si hubiera tenido pelo en la cabeza lo hubiera perdido por los sustos que se llevó en esa segunda mitad.
Si el Chelsea no marcó fue porque estaba sin puntería. Pero la que le faltó a Drogba la puso Riise. Para su propia desgracia goleó en propia puerta a Reina en el último lance del partido, cuando ya no había en la calle coches en doble fila. Y con ese golito caído del cielo el Chelsea se encontrará el miércoles tan a gustito como el Liverpool en la segunda parte de anoche... hasta el remate de Riise que vino precedido de dos paradones de Cech, uno a tiro de Gerrard y otro a remate de Torres. El desenlace, el miércoles próximo en alta definición, por Canal+.

El crack
Cech Con dos paradones, a Torres y Gerrard, salvó de la derrota a su equipo en la recta final del partido.

¡Vaya día!
Riise Trató de despejar en plancha en el área pequeña, lance que acabó en gol en propia puerta.

El dandy
Xabi Alonso Hizo un gran trabajo en el centro, pero destacó aún más por sus pases largos a Torres y Kuyt.

El duro
Carvalho Dio muchas patadas, sobre todo a Torres, y no contento con eso también repartió dos codazos.

martes, 22 de abril de 2008

Liga de Campeones | Liverpool 1 - Chelsea 1 Stamford Bridge decidirá el finalista


Gran partido el vivido en Anfield, con solamente dos tantos, pero podían haber sido muchos más. Curiosamente los goleadores fueron todos del Liverpool, primero se adelantaron los locales por Kuyt y cuando todos veían clara ya la derrota del Chelsea, llegó el despeje de cabeza de Riise que batió a Reina sin poder hacer absolutamente nada.
De esta forma el equipo londinense parece romper una negativa racha que le impedía sacer buenos resultados en Anfield. Y lo que iba a ser otro alarde de grandeza europea del equipo de Rafa Benítez terminó con un empate que deja todo muy abierto.
Salió el Chelsea mucho mejor en los primeros minutos (lo que luego se vería como un espejismo) pero tras la salida en tromba de los londinenses reaccionaron los de Rafa Benítez y empezaron a controlar el partido. La batalla se libró en el mediocampo pero el mayor susto se lo llevó el Chelsea en el minuto trece cuando Kuyt casi bate a Cech.
Tablas en el marcador, pero mejor asentado el Liverpool que el Chelsea. Gerrard se movía muy bien entre líneas y volvía loco a Makalele que le perseguía por todo el campo. Al cuarto de hora un centro de Fabio Aurelio a Babel, que no controló, se convirtitó en un preciso pase a Torres que desaprovechó por no esperar tal regalo de la defensa visitante.
No se amilanó el Chelsea, y Lampard sacó a relucir su pierna y dio un pase a Drogba en el lateral del área grande y el este dio el pase de la muerte al área pequeña al que Joe Cole no pudo llegar a remachar. Benítez anotaba todo en la libreta ya que no había un dominador claro del encuentro.
Con estos sustos, los laterales visitantes prefirieron momentáneamente permanecer más por su campo y dejar la creatividad a Ballack y Lampard. Cuando se llegaba a la media hora Drogba cayó en el área 'red' pero Konrad Plantz no pitó nada, porque no hubo nada punible.
Justo instantes después Gerrard habilitaba a Torres, pero el 'Niño' al colocarse el balón dejó que se colocara mejor en su salida Cech y el portero checo despejó su disparo. Benítez salió del banquillo porque pensaba que llegaba el gol de los suyos.
Esto animo a los locales a continuar en su empeño por adelantarse en el mercador. Tuvo varias ocasiones más pero el balón no entraba. Sino era por fallo propio era porque el Chelsea salvaba como podía el peligro. Como por ejemplo, la que mandó a córner Ballack cuando Cech salió mal y Xabi Alonso estaba sólo para cabecearla. O la de Carvalho al pase de la muerte de Kuyt a Fernando Torres.

Mazazo al borde del descanso
Lo mejor que le podía pasar a los hombres de Avram Grant era que llegara el descanso porque el Liverpool le tenía metido en su campo y el último cuarto de hora había sido el peor de sus hombres. Pero justo al final, un error de Lampard al bordel área, que perdió la pelota tontamente, lo aprovechó Mascherano para dejar un balón bombeado al que Makelele no entró al cien por cien y Kuyt, sólo, bate a Cech. Gol tonto, pero en la Liga de Campeones cualquier error se paga caro a estas alturas de competición.
La segunda mitad comenzó con una guerra de guerrillas, con muchas pequeñas batallas en todo el terreno de juego, con un partido más alocado y con los dos equipos imponiendo un mayor ritmo e ímpetu. Una vez más parecía que el Liverpool era el mayor beneficiado. Tuvieron varias ocasiones y jugadas de gran peligro que no se materializaron.
La lástima era ver que los peloteros del Chelsea no creaban ocasiones y que parecían empantanados, especialmente Ballack, desaparecido y errático casi todo el partido. Lampard pareció que pagó el error en el gol y que estuvo toda la semana pendiente de la enfermedad de su madre, aunque mejoró algo la última media hora. El que sostenía el equipo atrás era Carvalho y no Terry, además el central cumplía cincuenta partidos en Liga de Campeones.
Drogba se desesperaba sólo arriba, intentando controlar balonazos y despejes. Parecía increíble que con el centro del campo que tiene el Chelsea no jueguen casi nada. Pero siempre respondían los 'reds' a las tímidas llegadas del delantero de Costa de Marfil y babel casi sentencia el encuentro.

Lesión de F. Aurelio y reacción del Chelsea
Benítez se encontró en el minuto sesenta con la lesión de Fabio Aurelio y lo que pareció un simple cambio se convirtió en un pequeño problema. El entrenador español lo corrigió como una pieza sin más, le sustituyo por Riise y la máquina 'red' siguió su curso pero justo en esos minutos, el Chelsea espabiló y tuvo dos ocasiones muy claras. La primera de Ballack y la segunda de Kalou.
El nuevo arreón 'blue' no pareció ser suficiente para empatar pero al menos evitaron que les llegara otro gol, que les hubiera puesto cuesta arriba las semifinales. Benítez se decidió porque Babel descansara y saliera Benayoun. Se noto y mucho el que Lampard tomará las riendas del equipo otra vez.
En el minuto ochenta y cinco Gerrard se sacó una jugada de chistera que decidió finalizarla él y su disparo lo despejó Cech con muchos problemas. Una vez Gerrard vió el desmarque de Torres pero este no fue su noche. Se le quedó el balón atrás cuando se iba en carrera. Una pena, porque el español buscó el gol pero no lo consiguio. Casi acto seguido volvió a tener el ex rojiblanco una nueva oportunidad pero Cech detuvo el disparo a bocajarro del delantero local.
Y cuando nadie daba un duro por los 'blues' llegó Riise a despejar un balón al área pequeña de cabeza y marcó en propia puerta sin que nadie en Anfield se lo pudiera creer. Increíble pero cierto, cuando lo normal es hablar de que las sustituciones cambian los partidos, generalmente para bien, esta noche podemos decir, que aunque involuntariamente, ha sido para mal. Además imaginamos que la libreta de Benítez estará repletas de anotaciones por la escasa renta que hubo arriba. Stamford Bridge decidirá en una semana quien es el finalista.

lunes, 21 de abril de 2008

Zidane compartió equipo con Francescoli y demostró que aún es grande


El partido, organizado para recaudar fondos para esta fundación que promueve el fútbol como elemento de integración social de los más jóvenes, permitió que Zidane cumpliese el sueño de jugar junto a su ídolo, junto al "Príncipe" .

El francés Zinedine Zidane compartió equipo junto a su ídolo, el uruguayo Enzo Francescoli, acompañado de estrellas de todos los tiempos, como el francés Eric Cantona o el danés Michael Laudrup, durante el encuentro benéfico que organizó en Ginebra la Fundación 442 del centrocampista suizo del Getafe Fabio Celestini.
El partido, organizado para recaudar fondos para esta fundación que promueve el fútbol como elemento de integración social de los más jóvenes, permitió que Zidane cumpliese el sueño de jugar junto a su ídolo, junto al "Príncipe" que le entusiasmó durante su etapa en el Marsella.
Todos dejaron detalles, Cantona marcó un buen gol, Laudrup dio pases marca de la casa y Francescoli tocó con clase, pero fue Zidane el que volvió a confirmar que su retirada fue precipitada. "Zizou" dio el pase de los dos primeros goles de su equipo, marcados por Bixente Lizarazu y Raúl, y marcó otro, tras dejar sentado a Olmeta, en el primer tiempo.
Dirigido por el alemán Bernd Schuster, que viajó a Ginebra tras dejar al Real Madrid con más de medio título en la mano, el equipo 442 formó con Pato Abbondanzieri, Contra, Celestini, Karembeu, Lizarazu, Laudrup, Francescoli, Zidane, Jordi Cruyff, Raúl y Cantona.
El conjunto de estrellas del Olympique, que dirigió el ex seleccionador francés Michel Hidalgo, estuvo compuesto por Olmeta, Cana, Amorós, Pérez, Dabo, Pires, Durand, Zneden, Ravanelli y Anderson.
En el descanso, Zidane y Francescoli expresaron su mutua admiración. "He jugado contra él y, hoy, tengo la suerte de jugar con él. Lo pasamos bien. Es el mejor jugador que he visto, mi ídolo", dijo "Zizou" a la "LaSexta" en el descanso del encuentro.
"Es muy fuerte que me haya tomado como su ídolo. Ya se lo dije, superó a quien, según él, era su maestro", respondió "El príncipe". Zidane también se congratuló de la buena temporada del Real Madrid. "Estoy muy contento. Lo están haciendo muy bien y cuando sales campeón siempre estás contento", indicó.

Liga de campeones barcelona - manchester unitedDeco: "Pase lo que pase el equipo ha hecho historia"


El centrocampista del Barcelona Anderson da Souza, ''Deco'', ha afirmado, ante la decepción liguera (a once puntos del líder) y la mala racha por la que pasa su equipo, que el Barça "pase lo que pase ha hecho historia", aunque ha advertido que él y sus compañeros no se conforman.
El portugués ha explicado que los jugadores están "tocados", pero que no han perdido la fe: "No estamos felices, es evidente, pero tenemos que jugar. Hemos fallado (en la Liga) pero la temporada no ha acabado".
Ante el próximo encuentro de ida de las semifinales de la Liga de Campeones de este miércoles contra el Manchester United, Deco entiende que los ingleses sean los favoritos, pero niega que esto suponga presión para ellos o para el rival. "Están mejor, pero nos da igual. La presión no cambia nada", ha sentenciado.
El azulgrana pronostica un partido lleno de goles ateniéndose a la "gran calidad" de los jugadores de ambos equipos, como es el caso de Cristiano Ronaldo, compañero en la selección portuguesa y estrella del Manchester a quien ve como "el mejor jugador del mundo" junto al delantero barcelonista Leo Messi. Deco no participó el pasado sábado en el derbi frente al Espanyol (0-0) pese a estar ya recuperado. "Me hubiese gustado jugar, yo estaba disponible, pero las decisiones son del entrenador", ha comentado después de confirmar que está "a tope" y puede jugar.
Respecto a los recientes comentarios indicadores de cambios en la plantilla azulgrana para la próxima temporada, el centrocampista del Barça cree que es una situación "normal". "No hay que hacer un drama. Cuando no se gana es normal", se ha explicado Deco. "Pero ahora no es momento de hablar de fichajes. Llevamos toda la temporada así y lo veo un poco raro", ha zanjado.
El portugués también se ha referido a las palabras de su compañero de vestuario, el delantero camerunés Samuel Eto'o, quien ayer declaró que se veía fuera del club catalán si no llegaban más títulos: "Ha expresado un sentimiento, es lo que él piensa. Pero ahora sólo podemos centrarnos en el partido del miércoles".
Deco también se ha referido a la delicada situación por la que atraviesa uno de sus mejores amigos en el vestuario, el brasileño Ronaldo de Assís ''Ronaldinho'', actualmente lesionado y con pie y medio fuera del club. "Él ha hecho historia, y por ello, por todo lo que ha hecho, merece respeto. Sigue siendo un compañero y es querido por todos nosotros", ha finalizado.

El Valencia confirma la destitución de Koeman y el nombramiento de Voro como entrenador


Voro, el nuevo entrenador, tendrá libertad para contar con toda la plantilla del Valencia, por lo que podrá disponer de los jugadores apartados en su día por Ronald Koeman: Albelda, Angulo y Cañizares.

El Valencia confirmó oficialmente superada la medianoche la destitución del técnico holandés Ronald Koeman así como la de sus ayudantes José María Bakero y Toni Bruins Slot, y las ya conocidas del director deportivo, Miguel ngel Ruiz, y su ayudante Antonio Fernández.
Además concretó la figura de Salvador González, ''Voro'', hasta ahora delegado del equipo, como nuevo entrenador de la primera plantilla para las cinco jornadas de campeonato que restan y que Juan Sánchez, que era miembro de la secretaria técnica, es el máximo responsable de esta parcela tras el adiós de Miguel Ángel Ruiz. Voro, además, tendrá libertad para contar con toda la plantilla del Valencia, por lo que podrá disponer de los jugadores apartados en su día por Ronald Koeman: Albelda, Angulo y Cañizares.
La noticia se hizo oficial veinte minutos después de la doce tras más de seis horas de reuniones en la sede social del club, por la que fueron pasando Miguel ngel Ruiz y Antonio Fernández en primera instancia, y posteriormente Ronald Koeman y Juan Sánchez.
Voro, por su parte, acudió en dos ocasiones para concretar detalles, como él mismo reconoció, aunque en ningún momento desveló las intenciones del club pese a la insistencia de los periodistas y espero a que el club hiciera oficial su contratación como técnico.
La consecución de la Copa del Rey el pasado miércoles no ha sido obstáculo para que el consejo de administración del club, presidido por Agustín Morera, haya decidido revolucionar la parcela deportiva con el objetivo de salvar la categoría.
La reunión comenzó aproximadamente a las seis de la tarde con todos los miembros del consejo de administración presentes, a excepción de Alberto Martí. Previamente, a mediodía, el presidente junto a Rafael Salom, vicepresidente deportivo, y el consejero delegado, Jesús Wolstein, habían contactado con Voro para informarle de que sería el entrenador del primer equipo.

domingo, 20 de abril de 2008

Racing 0 - Real Madrid 2..La Liga es del Madrid


El Real Madrid, con goles de Raúl e Higuaín, dejó la Liga vista para sentencia con su victoria en Santander y la próxima jornada podría ser ya campeón. Para ello necesita vencer al Athletic en el Santiago Bernabéu y que no ganen Villarreal y Barcelona. El Racing desperdició la oportunidad de meterse en puestos de Liga de Campeones.

Una semana. Ese es el tiempo que le puede quedar a esta Liga sin conocer a su dueño. Un dueño que va a ser el Real Madrid. Si alguien tenía dudas, en esta jornada han quedado solventadas. La torpeza de sus perseguidores ha convertido el tramo final del campeonato en una plácida travesía hasta la 31ª Liga blanca. En Santander, el Madrid acabó con los debates demagógicos sobre opciones al título de teóricos aspirantes. El nivel actual de la Liga española invita más a la preocupación que al elogio, pero ello no debe llevarnos a despreciar al campeón. Ha acumulado méritos suficientes para ganar el título, ha sido el menos irregular y aunque está lejos de ser un equipo brillante, no ha habido en este campeonato conjunto más sólido y solvente que el Real Madrid.
Contra el Racing volvió a exhibir esa imagen de equipo difícil de ganar, estuvo bien plantado en el campo, mantuvo el orden que tantas veces pierde, trabajó y se sacrificó en defensa y, con el marcador a favor desde bien pronto, supo manejar el encuentro. Volvió a estar lejos de la excelencia, como ya es costumbre, y le faltó ambición para sentenciar antes el partido, un pecado imperdonable para un equipo grande.
El técnico del Madrid, Bernd Schuster, recuperó a su defensa de confianza, con Ramos y Heinze en los laterales y Pepe y Cannavaro en el centro. La profundidad que se pierde con Heinze en la banda izquierda se compensa con la seguridad y el sentido táctico que ofrece el argentino, el mejor guardaespaldas que se puede encontrar Cannavaro. Con Heinze al lado, los errores del italiano parecen menos graves. En la próxima jornada, contra el Athletic, Fabio no jugará por sanción. No se le echará de menos.
La ausencia del sancionado Guti convirtió el centro del campo en un páramo vacío de ideas. Diarra ocupó el sitio del '14' y salvo su habitual despliegue físico poco más aportó para la causa. Sneijder asumió el mando que le corresponde y se convirtió en el eje sobre el que giró el equipo en la primera media hora. Después le abandonaron las musas y se desvaneció el Madrid en ataque. Quienes más acusaron la ausencia de Sneijder fueron su compatriota Robben y Robinho, que completó otro encuentro decepcionante. Nadie les alimentó de balones y sin el balón no son nadie. Es preocupante la baja forma de Robinho.
También perdió presencia en ataque Raúl, pero antes el capitán había dejado el trabajo hecho. A los 13 minutos un buen pase de Robinho, en la mejor aportación del brasileño, fue desviado por Raúl con la puntera para despistar a Toño y acercar aún más la Liga al Madrid. 13 goles ha marcado Raúl en toda su carrera al Racing.
Apretó el Racing, que en el primer tiempo nunca se resignó a su suerte, y obligó al Madrid a trabajar y esforzarse en la destrucción. Pudo empatar antes del descanso Tchité, que ganó la espalda a Heinze después de un genial pase de Munitis, pero fue incapaz de superar a Casillas en el mano a mano. Acosó el Racing, que mereció un gol que bien pudo llegar de penalti, si el árbitro Muñiz Fernández, que no anduvo fino, hubiera señalado los once metros por una mano de Diarra. También se reclamó un posible penalti por mano de Sergio Ramos. Acertó Muñiz en esta acción.
El paso por los vestuarios rebajó las pulsaciones del choque y el Madrid dejó de sufrir. O al menos no lo pasó tan mal como en la primera parte. No encontró nunca el Racing el camino correcto hasta Casillas y sus ocasiones llegaron más por el empuje y el coraje de sus jugadores que como consecuencia de su juego.
Vivió el Madrid con aparente tranquilidad el paso de los minutos y lo que hizo fue sentenciar el partido y la Liga ya en el tiempo añadido. Higuaín, al que antes se le había anulado un gol por alguna extraña razón que sólo conoce Muñiz, firmó el segundo de su equipo y cerró el campeonato. Sólo falta saber cuándo ganará su 31ª Liga. Matemáticamente le faltan cinco puntos para ser campeón, pero si Villarreal y Barcelona fallan, el próximo domingo puede dar la vuelta de honor en el Santiago Bernabéu. Una vuelta que empezó a dar en El Sardinero y es que ya ni sus futbolistas esconden que ya se ven campeones.

tomado de : http://www.as/ .com

sábado, 19 de abril de 2008

Premier League. El Manchester City reconoce "contactos" para el fichaje de Ronaldinho


El Manchester City, octavo clasificado en la Premier con 52 puntos, planea fortalecer su plantilla con el fichaje de algún crack para asegurar su presencia en la Liga de Campeones dentro de dos años.

El director ejecutido del Manchester City, Taweesuk Jack Srisumri, reconoció hoy que el brasileño Ronaldinho es uno de los objetivos de su equipo para reforzar la plantilla y que incluso han "mantenido negociaciones", sobre las que pidió "tiempo para ver si llegan a buen puerto".
El Manchester City, octavo clasificado en la Premier con 52 puntos, planea fortalecer su plantilla con el fichaje de algún crack para asegurar su presencia en la Liga de Campeones dentro de dos años. Y es que el billonario tailandés y dueño del City, Thaksin Shinawatra, ha puesto sus miras en la Champions y quiere contar con los mejores jugadores del mundo para hacer que su club se expanda a nivel internacional.
Un fichaje de este tipo ayudaría a llenar el estadio
En este sentido, el director ejecutivo del club, Taweesuk Jack Srisumri, piensa que "las superestrellas ayudarían a llenar el estadio y a enriquecer el prestigio del club como marca". "Lo primero es ganar en el campo, no puede convertirse en un truco de marketing", señaló a Reuters en declaraciones recogidas por Europa Press.
El propietario del Manchester United, Thaksin, derrocado como primer ministro de Tailandia por un golpe de Estado en 2006, compró el club por 102 millones de euros el pasado julio, y ha sido criticado por la prensa británica, que tacha la operación de truco publicitario para volver a la política.

viernes, 18 de abril de 2008

Torres puede igualar mañana el récord de Van Nistelrooy


Torres suma 22 goles en la ''Premier'' por los 23 que logró el holandés, hasta ahora el debutante extranjero más goleador

El delantero madrileño del Liverpool, Fernando Torres, podría igualar o superar mañana el récord que ostenta el ariete holandés del Real Madrid de ser el debutante extranjero más goleador en la ''Premier League'', aunque quizá tenga que aplazar su consecución si su entrenador, Rafa Benítez, decide darle descanso.
Torres, en una campaña espectacular suma 22 tantos en 31 partidos de la ''Premier'' y un total de 30 en todas las competiciones, y aún tiene por delante cuatro jornadas para igualar o superar a Van Nistelrooy, que en su estreno en el Manchester United, en la temporada 2001-02, consiguió 23 goles en 32 partidos de liga (cuatro de penalti) y un total de 36 en todas las competiciones.
El holandés, que llegaba procedente del PSV como apuesta personal del escocés Alex Ferguson, pese a haber sufrido problemas de rodilla, demostró su categoría en las cinco campañas que estuvo en Old Trafford, y tampoco defraudó con su fichaje por el Real Madrid. Ahora, Torres, llamado a ser la gran esperanza del Liverpool y la estrella del futuro, salvo que las deudas y los problemas entre los dueños lo impidan, tiene a tiro superar al madridista, aunque es posible que no pueda hacerlo mañana, ya que el duelo de la próxima semana ante el Chelsea, en la ida de las semifinales de la Liga de Campeones es decisivo.
Sin embargo, Rafa Benítez no quiere que el equipo se relaje en la ''Premier League'', ya que debe consolidar la cuarta plaza del acoso del Everton, que ayer perdió ante el Chelsea, en partido adelantado de la jornada de este fin de semana, y está a cinco puntos de los ''reds''. "Pensaremos en el Chelsea, pero para nosotros es también muy importante estar entre los cuatro primeros y creo que tendremos suficiente energía para el partido del martes. A veces no es fácil para los jugadores concentrarse con la ''Champions'' tan cerca, pero sabemos la trascendencia del duelo de mañana y debemos estar concentrados", explicó Benítez.
Así, no dio pistas sobre si alguna de sus estrellas tendrá descanso ante el Fulham mañana. "Estarán concentrados y espero que podamos hablar de victoria en ambos partidos", indicó. Además de por interés propio, tampoco el Liverpool puede dejar de prestar atención a su viaje de mañana a Londres por el resto de equipos que se juega el descenso, situación similar a la de la campaña pasada, cuando los de Benítez visitaron al Fulham tras ganar al Chelsea en la ''Champions'' y perdieron 1-0, resultando que casi concedió a su rival la salvación.

Liverpool. Los bancos podrían obligar al Liverpool a vender a Torres


El club londineses podría verse obligado a vender a Fernando Torres y a Babel, según una información aparecida en el diario británico 'The Times' en la que señala que el Liverpool tiene un año de plazo para devolver al bando el dinero con el que financió ambos fichajes.

El Liverpool tendrá que devolver 31.5 millones de libras (cerca de 40 millones) que debe a la banca en poco más de un año si no quiere verse obligado a vender al español Fernando Torres y al holandés Ryan Babel. Según el diario "The Times", Liverpool pidió prestado ese dinero para fichar a Torres, el ex jugador del Atlético de Madrid que lleva ya marcados treinta goles esta temporada y ha superado todas las expectativas, según el entrenador del equipo, el también español Rafael Benítez.
El club refinanció la deuda contraída el 25 de enero, al mismo tiempo que se aseguraba un paquete de refinanciación del orden de 350 millones de libras (437.5 millones de euros). El Liverpool firmó un préstamo de 18 meses a un interés del 9 por ciento -2.8 millones de libras (3.5 millones de euros al año al cambio actual)- con una letra de crédito para devolver los 31.5 millones de libras al final de ese plazo.
En el caso de que el Liverpool se muestre incapaz de devolver o refinanciar ese préstamo, los bancos podrían obligarle a vender a Torres y a Babel, incluido también en el paquete de refinanciación, señala el periódico. Según "The Times", es raro que los clubes de la Premier League compren así a sus jugadores puesto que lo más normal es que utilizan para ello los ingresos por la venta de derechos a la televisión. El Liverpool tiene que abonar 30 millones de libras (37.5 millones de euros) al año en intereses por el crédito contraído de 350 millones de libras.
Esas revelaciones se producen un día después del alboroto creado por una entrevista del copropietario del club Tom Hinks en la que atacó a sus enemigos internos y externos, dice el periódico. Hinks tiene sólo seis semanas para lograr el dinero que necesita para realizar su objetivo de hacerse con todo el club.
En la entrevista, Hicks se quejó de que no funciona la copropiedad del Liverpool con George Gillett Jr, por lo que está intentando conseguir el dinero que necesita para comprarle a este último su parte del 50 por ciento. Ello le permitirá "resolver toda la estructura financiera" del Liverpool y construir además un nuevo estadio en Stanley Park con capacidad para 70.000 espectadores.
Gillett respondió la pasada noche a los ataques de Hinks con una declaración en la que acusaba a éste de desestabilizar al club. "Me entristece este explosión de cólera de Tom Hicks. Si Tom quisiera una discusión seria de los asuntos pendientes para ayudar al club, debería exponer sus opiniones ante el consejo", afirmó el copropietario, quien aseguró que no le venderá a aquél su parte.
Hicks ha negado mientras tanto algunos rumores que han circulado por la City de Londres en el sentido de que se está viendo presionado para refinanciar su grupo Hicks Sport, que tiene participaciones en varias franquicias en Estados Unidos.
Pero se aproxima la fecha en que tendrá que decidir si compra la parte de Gillett, codiciada también por el fondo de inversión "Dubai International Capital" (DIC). Según el acuerdo que firmaron hace catorce meses, tanto Hicks como Gillett tienen derecho de tanteo sobre la parte del otro socio, pero esa opción vence tres meses después de que Hicks fuese informado de la oferta de 200 millones de libras (250 millones de euros) que hizo el fondo de Dubai a Gillett.
Ello ocurrió el 27 de febrero, por lo que la fecha límite es el próximo 27 de mayo, seis días después de la final de la Champions League, en Moscú. Según Hicks, si logra hacerse con la totalidad del capital del Liverpool, prolongará un año el contrato del entrenador, Benítez.

FC Barcelona. Rijkaard: "Los milagros todavía son posibles"

El técnico apuesta por que el equipo tenga la mente puesta en el derbi ante el Espanyol .
El entrenador del FC Barcelona, Frank Rijkaard, apeló a creer en las posibilidades de su equipo de conseguir la Liga, porque "cuando crees, los milagros todavía son posibles", dijo, y aseguró que para el Barça su "objetivo principal" en este momento es vencer mañana al RCD Espanyol y no pensar todavía en el partido de ida de las semifinales de la Liga de Campeones, que disputará el miércoles ante el Manchester United en el Camp Nou.
Rijkaard dio a entender que no reservará a jugadores para el partido contra el equipo inglés, pese a que reconoció que el delantero Leo Messi, que reapareció durante la segunda parte del último partido en Huelva (2-2) tras cinco semanas de baja, o el centrocampista Anderson Luis de Souza, Deco, al que recupera y que también lleva cinco semanas sin jugar, no están preparados para jugar todo el partido ante el Espanyol, aunque su idea es que ambos tengan minutos.
"El objetivo principal es el partido de mañana, ahora no pienso en dejar a jugadores para el otro partido, porque hay algunos que llevan mucho tiempo sin jugar", explicó el técnico holandés, que asegura que la plantilla no prioriza el partido ante el Manchester, a diferencia de "toda la prensa y el entorno". Además, mantuvo la esperanza de seguir luchando por el título de Liga, pese a encontrarse a nueve puntos del Real Madrid a falta de seis partidos para finalizar el campeonato.
"Hay que creer y después ver, y no al revés. Cuando crees, los milagros todavía son posibles", comentó, acerca de las declaraciones del centrocampista Xavi Hernández en que también apuntó que ganar esta Liga sería "un milagro". Rijkaard, de todas maneras, eludió la posibilidad de acercarse esta jornada al Madrid, que visita Santander, ya que, después de haber desaprovechado varias oportunidades de recortar la distancia, lo primero es que el Barça no falle en su partido.
"Tenemos que encontrar nuestro juego"
El entrenador barcelonista considera que el juego ofrecido en el partido de la semana pasada ante el Schalke 04 en el Camp Nou (1-0), con el que el Barça avanzó a las semifinales de la Liga de Campeones, es "un buen ejemplo" a seguir. "Tenemos que ganar, dar una buena imagen y encontrar nuestro juego. El resto, me interesa menos", dijo, en relación a un posible tropiezo del Madrid en su partido ante el Racing.
Rijkaard, que se mostró bromista en sus respuestas y gestos ante los periodistas durante toda la rueda de prensa, muchas veces obviando las preguntas de los informadores, también explicó que no le preocupa la fragilidad defensiva del Barcelona en los últimos tiempos, en que ha sufrido varias remontadas en partidos que tenía bien encarados, y reclamó una buena mentalización y concentración a sus jugadores. "Este equipo ha demostrado de lo que es capaz defensivamente", dijo.
También rechazó hablar de crisis al referirse a la situación actual del Barcelona, debido al "placer" de disputar unas semifinales de la Liga de Campeones, y apuntó que, "de antemano", el derbi llega en el mejor momento para su equipo, en la línea de lo que ha dicho esta semana el entrenador del Espanyol, Ernesto Valverde, que considera que es un partido "perfecto" para que su equipo salga de la mala racha que atraviesa desde el comienzo de la segunda vuelta de la Liga.

Minutos para Messi y Deco, pero no todo el partido
Sin embargo, también señaló que le "preocupa" el Espanyol en un partido de estas características. "En un derbi siempre es igual, puedes tener una buena o una mala racha y siempre es un partido especial que genera motivaciones añadidas. Tenemos que prepararnos para jugar un gran partido", afirmó. Rijkaard, que no quiso pronunciarse ante la posibilidad de tener que hacerle el pasillo de honor al Madrid en el Bernabéu, valoró finalmente la disponibilidad de Deco y Messi.
Rijkaard espera que Deco pueda jugar unos minutos en el derbi, "ojalá", dijo, y destacó que, "todos estos años, ha sido un jugador clave para el buen rendimiento del equipo". De Messi, que reapareció jugando 25 minutos en Huelva, explicó que pretende que participe "más minutos", pero que no piensa hacerle jugar todo el partido, "porque sería exagerado", aclaró, reiterando, como hizo la semana pasada, que el argentino debe "cuidarse" debido a su historial de lesiones y recaídas.
Otro jugador que arrastra problemas físicos es el defensa Rafael Márquez, que se reincorporó al equipo hace tres semanas después de haber estado un mes de baja por un edema óseo en el pie derecho, pero que seguía con molestias hasta esta semana, cuando el mexicano ha recibido una infiltración "y desde hace dos o tres días está mucho mejor". Además, también alabó el sacrificio del también mexicano Giovani dos Santos, que fue infiltrado para superar una lesión de tobillo.
Del joven delantero mexicano, que fue titular en Huelva y parte con muchas opciones de volver a jugar de inicio en el partido ante el Espanyol, Rijkaard destacó que "es joven, da siempre la cara, es generoso y siempre ayuda al equipo, dando muchas asistencias". "A pesar de las molestias, siempre se puede contar con él", concluyó, en una nueva defensa de Giovani, al que también ha protegido en otras ocasiones esta temporada de las críticas de un sector del público.
Frank Rijkaard, por último, volvió a abordar la situación de Ronaldinho de Assis, de baja por lesión, y señaló que "ojalá" pueda volver a jugar esta temporada. Del futuro del brasileño, comentó que "hay dos partes, el club y el jugador, y hay que respetar a ambos, y ahora no es el momento ideal para decir lo que es mejor para él. Yo le deseo lo mejor a todos mis jugadores, pero no hay que anticipar las cosas", finalizó, acerca de la posible marcha de Ronaldinho a final de temporada.

tomado de : www.as.com

Sergio Ramos, molesto con el Real Madrid



El defensa del conjunto blanco se mostró disgustado con el club por no apoyarle con las tarjetas.
El defensa del Real Madrid Sergio Ramos mostró hoy su disgusto por haberse sentido solo y no sentir el respaldo del club tras su expulsión en el ONO Estadi por una segunda tarjeta amarilla que luego los Comités le quitaron, al tiempo que reconoció haber atravesado un mal momento debido al cansancio y quizá por las consecuencias de haber jugado infiltrado en varios partidos.
El zaguero ha sido cuestionado por ser excesivamente ''impulsivo'' y ganarse demasiadas amonestaciones, pero lo que le duele es no haber contado con el respaldo de su club. "Molesto no, pero espero que el club dé la cara, como con la segunda tarjeta (en Mallorca) que me quitaron que no fue. Me sorprendió no escuchar a nadie que dijera nada, pero es la realidad, no espero nada por parte de nadie, estoy contento con lo mío e intento aprender solo", sentenció.
El sevillano, al ser cuestionado sobre si de estas palabras podría desprenderse cierto malestar, explicó que "nadie es tonto y todo el mundo sabe" lo que quería decir. "La vida es así, en este mundo que es el fútbol y hay asimilarlo con los que se pueda", zanjó. El defensa no quiso, sin embargo, criticar a los árbitros, "son personas y tienen derecho a equivocarse", apuntó, pero si lamenta que su forma de juego le haya hecho colgarse "una etiqueta" de futbolista duro o impulsivo que le va a "costar" quitarse, aunque lo va a "intentar".
Sin embargo, no duda a reconocer que su bajo estado de forma de las últimas semanas puede haberle afectado en este sentido. "Durante la temporada hay altibajos en todos los jugadores y he atravesado una racha un poquillo más floja, pero vuelvo a recuperarme y estas semanas de descanso me lo han permitido. Me encuentro con ganas de terminar la Liga a un buen nivel para después afrontar la Eurocopa", dijo. "He atravesado una época en la que me han pasado factura los minutos, los viajes... y cuando no está al cien por cien llegas unas milésimas de segundo tarde y eso marca la diferencia en recibir una tarjeta", añadió.
En ese mal momento pueden haberle afectado las infiltraciones porque "llega un momento que no son buenas", aunque no se arrepiente de haberlo hecho porque "eran partidos importantes que a todos nos gusta jugar". "A veces hay que actuar con calma y pensar en uno mismo, porque después te puede perjudicar y pasar factura unos meses. De los errores se aprende, pero no me arrepiento de haberme infiltrado", añadió, dejando entrever que quizá, tras este sacrificio, le dolido aún más el poco respaldo del club tras su expulsión en Mallorca.


No piensa en su renovación
Respecto a la temporada, cree que ganar la Liga es "muy importante, aunque a lo mejor no se valora tanto por las eliminaciones en ''Champions'' y Copa". "No sería una temporada sobresaliente, pero sí importante", destacó. Por eso, sólo piensa en conquistarlo lo antes posible. "A todo el mundo le preocupa más el ''clásico'', el rival al que la gente mira con otros ojos, pero nosotros tenemos que estar tranquilos, sabiendo que dependemos de nosotros y no se nos pueda escapar la Liga. Cuando sea no nos preocupa, lo que sí sería preocupante es que se nos fuera la Liga, que sería un error muy grande", dijo.
De hecho, tampoco le dedica tiempo a la renovación de su contrato. "Siendo realista, es lo que menos me preocupa, ni lo pienso. Me alegro por mis compañeros, pero sólo pienso en el título, acabar bien la Liga y hacer un buen papel en la Eurocopa. Después, si nos tenemos que sentar nos sentaremos, pero a día de hoy no es lo más importante", dijo. De cara a la Eurocopa, ya se ha vacunado contra la fiebre centroeuropea, "un pinchacito para prevenir" tras el que no ha "notado ningún efecto secundario", confesó.
tomado de: www.as.com

Final de Copa del Rey Valencia 3 - Getafe 1


El Valencia ha vuelto
El equipo de Koeman fue superior y se puso 2-0 a los 11 minutos. El Getafe acusó el cansancio y el mal día de Ustari. Intensa final y gran campeón

Pónganse en pie porque el Valencia ha vuelto, porque los grandes equipos se mueven con el espíritu de su leyenda, porque después de un año de acumular desgracias y sufrir el fuego amigo, tenerlo todo en contra resultó la única solución. De algo valen los escudos y para algo sirve la historia, el murciélago, el orgullo. Llegado el último momento, el de la verdad, juegan todos, los de antes y los de ahora, los miles de aficionados que empujaron ayer y los millones que lo hicieron siempre.
Eso es, precisamente, lo único que le falta al Getafe: el tiempo. Esta vez no se puede lamentar la mala suerte porque el Valencia fue superior. Sólo cabe quejarse de la maldita juventud, de la madurez que exige el éxito y de los años que cuesta conseguirla. En noches como ayer, como la del Bayern, el Getafe construye los títulos de mañana, el problema, ya lo sé, es saber dónde estaremos entonces.
No es cuestión de señalar culpables, y nada habría más injusto que restar un solo mérito al trabajo del Valencia, pero es inevitable señalar, otra vez, la mala fortuna del portero del Getafe, en esta ocasión Ustari. Si el Bayern masacró al Pato Abbondanzieri, el Valencia machacó a un joven guardameta, perseguido por las enormes expectativas que despierta. Quede para su consuelo, que el equipo no cayó por sus errores, sino por un agotamiento general que ya no toleraba ni más carreras ni más emociones.
Inicio. La primera impresión ya nos indicó lo que estaba por ocurrir. Nada más iniciarse el encuentro despejamos la primera incógnita: el Valencia dominaba el balón y el Getafe esperaba en su campo. El reparto de papeles no era una anécdota, muy al contrario; señalaba una actitud con respecto al partido, atacarlo o defenderlo, y una actitud personal, de equipo, de prestigio, de confianza.
El Valencia ganó esa primera batalla y muy pronto hirió al Getafe. A los tres minutos, Villa recibió en la izquierda, muy abierto y muy tranquilo; Silva le dobló por la banda y centró al área, como indica el manual. El efecto del balón lo alejó de la portería y quizá por eso encontró a Mata, el más bajito (1,70), que cabeceó con ganas y con suerte, porque la pelota tocó en la espalda de Arizmendi y se ajustó mucho al palo. Pese a todo, dio la impresión de que Ustari pudo haber hecho más y pudo hacerlo más rápido.
Entonces el Getafe descubrió una sensación nueva: el miedo. En los últimos años no había tenido la necesidad de mirar hacia atrás, de conservar algo, porque nunca antes había sido ni rico ni favorito y había vivido con la maravillosa inconsciencia de los que carecen de posesiones. Pero esta vez era distinto.
Mientras su rival intentaba reordenar su mundo, los valencianistas tocaban con velocidad, conscientes de que había descubierto una grieta por la que cabían todos, los once y los veinte mil.
A cada minuto el Valencia pareció más y el Getafe menos. Villa probó fortuna desde lejos y a continuación Silva sacó un córner letal. El balón trazó la frontera que distingue el terreno del portero del de los defensas y en lugar de aparecer todos, no apareció nadie. Alexis devoró las dudas de Tena y fusiló al indefenso Ustari, que ya era una Magdalena. A esas alturas, el hueco que había dejado la ausencia de Belenguer ya era del tamaño de un cráter.
Fue en ese instante cuando el Getafe entró en eso que los boxeadores llaman "la habitación del sueño" y que no es otra cosa que el negro dormitorio del KO. Es probable que de los minutos que siguieron hoy no recuerde más que voces lejanas, aunque eran rugidos del Valencia.
El equipo de Koeman aceleró y se hizo más agresivo, dispuesto a vencer por desplazamiento del campo o del planeta. Su acoso se prolongó hasta el minuto 20, cuando el Getafe se acercó por primera vez a la portería de Hildebrand. Aunque se trató de una aproximación tímida, hizo pensar al Valencia, que comenzó el mirar el reloj y el marcador, sin entender que jugar con eso era jugar con fuego.
El partido se había enredado en faltas, tarjetas y pérdidas de tiempo y el Getafe seguía contra las cuerdas, sin encontrar caminos ni centrocampistas, sin balón y sin pulmones.
Sin embargo, al límite de la primera parte, sucedió lo imprevisto. Contra intentaba dominar en el área rival cuando Moretti le dio una patada. Como la caída del rumano fue aparatosa y la jugada era trompicada, Undiano pensó que fingía. Fueron los gritos inalámbricos de Fermín (el del banderín) los que le hicieron cambiar de opinión y señalar penalti.
Con el partido convertido en un motín, Granero acortó distancias y los equipos se fueron a los vestuarios en pie de guerra. Al regreso, cualquier parecido con la realidad anterior era mera coincidencia. El Getafe volvió con otro ánimo, aunque ni eso servía para ocultar su tremenda debilidad defensiva (el síndrome Belenguer).
Villa reclamó penalti tras un forcejeo con Tena y pudo tener razón. Después, disfrutó de dos ocasiones fabulosas. En la primera, Baraja lanzó desde 50 metros y el delantero se quedó solo frente a la portería. Remató fuera. En la segunda, Villa recortó cruelmente a Tena y se tropezó con los reflejos de Ustari, que debió desear que el universo finalizara en ese momento, con ese recuerdo. Nadie escuchó su plegaria.
El Getafe había recuperado a Granero y vivía de eso, de su imaginación y sus fuerzas. En el minuto 66, se coló por el centro de la defensa del Valencia y, cuando se disponía a encarar a Hildebrand, fue interceptado por Marchena, que rozó la roja y vio la amarilla. Granero también participó de la última ocasión del Getafe. Su centro al área fue cabeceado por Braulio, pero Hildebrand, tembloroso antes, sacó el balón de la cepa del poste.


Final.

Los equipos siguieron intercambiándose golpes, pero el Valencia parecía más entero, mejor, porque desnudos de fuerzas sólo quedaba el talento, y tiene más. Los entrenadores sustituyeron jugadores en busca de oxígeno, pero ningún cambio pareció tan importante como el que dio entrada a Morientes por Villa.
A siete minutos del final, Baraja, el amo del partido, tomó carrera para golpear una falta directa. Parecía demasiado lejos, pero el tiro fue potente, aunque muy centrado, contra el cuerpo del portero. De tanto escapar de los fantasmas, Ustari confundió el balón con una bala y nos supo sacarse el balón de encima, de manera que Morientes se lanzó a cabecear el rechace, como un tigre, como quien concilia el sueño imaginando balones así. Marcó y fulminó al Getafe.
Si sólo se puede entender (y disculpar) a alguien cuando se ha caminado en sus zapatos, habrá que apuntar, para comprender mejor, que Ustari es un chico perseguido por la suerte y la desgracia. Tiene la fortuna de las cualidades y el futuro, pero le acecha una pena negra. Valga un dato: como meritorio en Independiente, en el intervalo de seis meses murieron trágicamente los jóvenes porteros que le precedían, de enfermedad y accidente. Por eso mira al cielo. Y por eso, un día, la suerte le lloverá de golpe.
No hubo más. Sólo alegría del Valencia y desesperación del Getafe, que vio cómo Celestini abandonaba el campo expulsado. Ya sólo había felicidad del valencianismo y sólo quedaba la tristeza azul, que eso mismo significa estar blue.


El detalle: ningún campeón ha bajado a Segunda
Buenas noticias estadísticas para el Valencia, que tiene 39 puntos y al que todavía amenaza el descenso a Segunda si no endereza el rumbo: ningún equipo que ha logrado la Copa ha descendido esa misma temporada. El Atlético bajó en el 2000, pero había perdido la final.
tomado de: www.as.com

martes, 15 de abril de 2008

Getafe - Valencia final de la Copa del Rey


El primer nombre escrito en las casillas de la final es el del Getafe, que empató 1-1 en el sardinero, ante un Racing que le perdonó en la primera mitad y luego tras la expulsión de Serrano no pudieron sacar partido de jugar en casa. La cosa ya la tenían complicada por que el Getafe los barrió en la ida con un 3-1.
Koeman tiene motivos para estar contento, por lo menos ha conseguido dar una alegría a la afición del Valencia colocándose en la final en un muy buen partido en el que han dominado a un Barça que ha reaccionado tarde y al que le ha faltado un poquito de tiempo para quizás haber conseguido cambiar el pase ya que le llegó la efectividad al final con el gol de Eto’o. El Valencia ha resuelto la eliminatoria de forma excelente con un 3-2 que ha dejado el 1-1 de la ida en el completo olvido.
La final, el 16 de Abril, para el Getafe será su gran hazaña y para el Valencia el balón de oxígeno que Koeman necesita y su afición claro.

Ronaldinho le regaló a Berlusconi una camiseta dedicada

El delantero del FC Barcelona Ronaldo de Assis ''Ronaldinho'' ha regalado una camiseta dedicada al presidente del Milán y futuro primer ministro italiano, Silvio Berlusconi.
Así lo señaló Berlusconi, quien dijo que el hermano y representante del jugador, Roberto de Assís, le llevó ayer por la noche a casa un camiseta de Ronaldinho con una "dedicatoria muy afectuosa".
En una entrevista en directo con la emisora Radio Monte Carlo y a la pregunta de si delantero brasileño acabará siendo fichado por el Milán, Berlusconi dijo que por ahora "ha llegado sólo el hermano", quien ayer le entregó la camiseta.
Berlusconi, líder del partido Pueblo de la Libertad, ganó con claridad la elecciones generales celebradas en Italia el domingo y ayer, jornada que pasó, en su mayor, en la casa que posee en Árcore, cerca de la ciudad de Milán (norte).
tomado de: www.as.com

sábado, 12 de abril de 2008

Primera | Recreativo 2 - Barcelona 2


El Barça no gana ni con Messi
Un Barça que parece jugarselo todo en la Liga de Campeones volvió a tropezar y a dejarse dos puntos más en el Nuevo Colombino. El Recre marcó un gol que no fue, pero jugó bien y creó muchas ocasiones que la defensa culé y un Valdés miedoso no supieron frenar. Eto'o marco dos tantos y ya lleva catorce. Marco Ruben igualó al camerunés y le dio un punto valioso a su equipo en la lucha por la salvación.

No se habían acomodado los espectadores en el Nuevo Colombino cuando Giovani mandó un balón a Eto'o, que el camerunés cabeceó a las mallas. No se había cumplido ni el primer minuto de juego. Rijkaard no podía pedir más a sus hombres, que por cierto eran de los no habituales: Gudjohnsen, Ezquerro, Giovani y el recuperado Márquez.
El gol descentró al Recre que no se sintió cómodo ya el resto del primer tiempo y vió como el Barcelona dominaba y jugaba mejor. Muy centrado y serio, el conjunto culé se adueño de la medular y empezó a empujar a los andaluces hacia su campo.
Los centrales onubenses se cargaron de defensas y una vez más Quique Álvarez dejó su huella en más de un jugador blaugrana. Pero el Recre no estaba muerto, porque llegaba con cierta facilidad.
Pese al marcador en contra el Recreativo se puso el mono de trabajo y empezó a construir jugadas ofensivas para intentar igualar. Jalonados por su público y aprovechando que el Barcelona no anda fino en defensa, los delanteros blanquiazules intentaron buscar el empate antes de que el Barça consiguiera el segundo y por tanto finiquitar el encuentro.
La apuesta de Ezquerro y Gudjohnsen fue arriesgada pues aunque el islandés estaba mejor que el español, l ocierto es que a Ezquerro se le vio fuera de forma y falto de ritmo de competición. Al menos a este nivel de exigencia.
Y justo al borde del descanso, llega la jugada de la polémica. Esta nace en Sinama que centra al área, remata de cabeza Marco Ruben y Valdés detiene en la línea de gol. Hasta aquí todo bien excepto que el balón se quedó entre la cal de la portería y Valdés, pero el juez de línea y el árbitro dan por válido lo que no era. La televisión no dejó lugar a la duda, el balón nunca entró en la portería culé.


Déjà vu culé
En la reanudación Eto'o volvió a repetir, pero esta vez hizó un golazo desde fuera del área que se fue a la escuadra de Sorrentino. Un golazo de crack, el décimocuarto del delantero blaugrana. La celebración del gol con todo el banquillo dejó muy claro que en el Barça están vivos.
La reacción onubense fue rápida pero la vaselina de Rubens se fue por encima de la meta de Valdés. Acto seguido tuvo dos ocasiones más, la más clara de Sinama y demostró que no rendían sin luchar ya que los puestos de descenso son una realidad en la mente onubense.
Pero lo que hizo que la segunda parte se fuera un calco de la primera fue el tiro de Martins que Valdés no paró bien y otra vez el balón se quedo en la línea... pero esta vez el juez de línea se quedo quieto. Pero ahora hubo un cambio de tornas con la salida de Messi.
El argentino jugó su último partido contra el Celtic, del que salió lesionado entre lágrimas y pareció otro el Barcelona. Su velocidad, explosividad y entusiasmo contagió a todo su equipo. Lástima que la defensa culé sea lo más débil de este equipo y que la mayoría de por perdida la Liga. Porque cuando más llegaba el Barça (aunque sin peligro) y cuando el público onubense creía que todo podía estar perdido, llegó el gol de Marco Ruben.
Camuñas volvió a dar otro pase al segundo palo y hay pareció Marco Ruben para cabecear el balón al fondo de la portería de Valdés. El catalán hizo una medio salida que ayudó aún más si cabe al segundo tanto local. Parecía imposible que los goles de cada equipo fueran de los mismos protagonistas.
El empate deshilachó al Barcelona que entró en su famosa fase de apatía y dejadez que le han costado tantos partidos esta temporada. Ahora el agobio pasó al otro lado del campo, ya que el Barcelona tiene el aliento del Villarreal en el cogote. Además los minutos finales sufrieron muchas interrupciones que no ayudaban para que ninguno fuera a por la victoria.
Tras el pitido final Puyol terminó rendido en el césped, otros jugadores pensativos y algunos pocos marchandose a las duchas tranquilamente La lectura más preocupante es la unión de pasomismo junto con el aspecto físico que ha hecho que este Barça se la juegue en las semifinales de la Liga de Campeones.

tomado de: www.as.com